La Mujer Invertida. Entrevista

la mujer invertida revelando ideas planetario media

Hablamos con Santi Planet, director de La Mujer Invertida. Un cortometraje en el que Revelando Ideas ha podido colaborar desde el proyecto de transmedia y en la fotografía del cartel y que, no está dejando indiferente a nadie y ya ha iniciado su recorrido alrededor del mundo cosechando sus primeros éxitos, que no son pocos.

Cuéntanos acerca de “La mujer invertida”. ¿Quién es Ana? ¿De dónde surge la idea?

“La mujer invertida” nace de la pluma de Xavier Valbuena, que es el autor del cuento en el que se basa este corto. Xavier fue mi profesor de ciencias en el instituto, ¡hace ya unos cuantos años! Fue a ver el estreno del que era mi último corto hasta ese momento, “Eclipse”. Y le gustó. Al terminar la proyección me habló acerca de un cuento que había escrito y me propuso llevarlo a la pantalla. La idea era muy estimulante: yo tendría libertad para trasladar la historia a un cortometraje y él conocería a sus personajes en carne y hueso sin haber intervenido en la producción el día del estreno.

Por otra parte, era una gran responsabilidad porque nunca antes había trabajado en la adaptación de una obra literaria. Pero el cuento que me proponía era tan estimulante como la idea de llevarla a cabo así que no me pude resistir. El punto de partida es muy interesante: si llevas un anillo en tu mano derecha, tu reflejo en el espejo realmente lo lleva en la izquierda. Entonces, el reflejo que hay en el espejo realmente no es tú. Pero, si no es tú… ¿Quién es?

Pero esa es una ley física, el concepto de la reflexión de la luz en una superficie plana…

Sí, pero en el cine las reglas del mundo real pueden quebrantarse, modificarse o reescribirse. ¿Y si el espejo, ese espejo que tiene Ana, la protagonista, en su cuarto de baño, es la puerta a un universo paralelo en el que vive su reflejo? Un universo que es el reflejo del nuestro, habitado por todos nuestros reflejos. Vemos a diario ese mundo de reflejos en nuestros espejos pero Ana, además, tiene en su espejo la puerta para cruzar al otro lado.

¿Y qué sucede después?

Tal vez el resultado del intercambio no sea el esperado. ¿Cómo se desenvolvería nuestro reflejo en este mundo? Sólo es un reflejo, una imagen, no tiene profundidad humana. Aunque el espectador puede llegar a pensar que tal vez esto que explica el corto no es cierto. Tal vez todo sea producto de la imaginación de Ana.

Este proyecto parece más complejo que los anteriores, ¿Cómo ha sido su producción?

El primer reto fue llevar el cuento original al guion del corto. Es un cuento muy breve pero que explica muchas cosas, plasmado literariamente con un ritmo muy rápido. Mi idea era mantener ese ritmo pero tenía que detenerme para explicar cosas que sobre papel se sobreentendían y en imágenes no iban a quedar tan claras.

Por otra parte, para conseguir el efecto de la Ana real y la Ana reflejada era necesario estudiar muy bien la posición de la cámara y la planificación de la grabación. Por eso era casi imprescindible construir algunas partes de la casa de Ana en decorados para poder tener flexibilidad en el momento de grabar.

Además, Rosa Maria Diaz, la actriz protagonista, se tuvo que enfrentar al reto de interpretar dos papeles muy diferentes y uno de ellos muy complejo. Y todo esto en bastante poco tiempo porque no disponíamos de los espacios tanto tiempo como los hubiéramos querido tener. Fue complejo y a ratos era frenético, pero la experiencia fue muy divertida.

Por otra parte, contabais con un equipo más extenso que en otras ocasiones.

“La mujer invertida” es de hecho el resultado de un trabajo en equipo que ha funcionado muy bien, era una producción compleja y requería de un equipo más especializado. Estanis Aboal y Carmen Lozano como directores de arte crearon unos espacios y dotaron de una estética a los personajes muy acorde con la idea que se desprende del guion. Iñaki Gorraiz, director de fotografía, creó las atmósferas con su uso de la luz y su gran manejo de la cámara y plasmó muy bien en imágenes los bocetos del story board, y Joan Claudi Socoró dotó de una dimensión más al conjunto con la banda sonora que ha creado para la producción y que va más allá de las imágenes.

Y ellos son las partes más visibles, junto con los actores que dan vida a los personajes, pero para que todo encajara era necesario el trabajo de cada una de las piezas que aportaba el resto del equipo y hacía que todo funcionara. También teníamos el apoyo de Torre Barrina, equipamiento de L’Hospitalet de Llobregat, que nos ofrecieron todas las facilidades para reunirnos, ensayar, realizar grabaciones y para el estreno. Y aunque yo he vuelto a asumir varios roles detrás de la cámara, contar con el trabajo de este equipo y ese apoyo ha sido un privilegio para que la producción saliera adelante.

Y además, “La mujer invertida” es un proyecto transmedia.

Así es. En colaboración con Revelando Ideas (que también han sido artífices de la fotografía del cartel del corto), Ana, la mujer invertida, ha tenido una vida “real” fuera de la pantalla. Con Revelando Ideas establecimos que Ana pudiera publicar de forma periódica en varias redes sociales, Instagram principalmente pero también en Facebook y Twitter, e interactuar con sus seguidores. Pero siempre como Ana, no como un perfil de una producción audiovisual, sino como un personaje ficticio convertido, gracias a las redes sociales, en una persona “real”.

¡No te olvides de compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *